Detectar y calcular la ovulación

La ovulación es el elemento central en el ciclo femenino: la interacción de varias hormonas asegura que el óvulo maduro abandone el ovario y se abra paso a través de la trompa de Falopio. Este es el momento de la ovulación, y la fertilización solo es posible desde el momento en que el óvulo haya comenzado su viaje. Aquí ya escribimos qué sucede en cada momento del ciclo y qué hormonas desencadenan qué y cuándo.

Sin embargo, vale la pena echar un vistazo más de cerca a la ovulación en sí, porque el momento de la ovulación juega un papel importante en la planificación familiar natural. Si sabes exactamente cuándo ovulas, puedes calcular cuándo eres fértil y cuándo no.

Obtén más información sobre la ovulación en esta página y conócete mejor a tí misma y a tu cuerpo.

¿Cuándo tiene lugar la ovulación?

En teoría (es decir, con un ciclo muy regular de 28 días), estadísticamente la ovulación tiene lugar el día 14 del ciclo. En realidad, sin embargo, este cálculo se aplica a menos del 20% de las mujeres.

¿Cuándo se retrasa la ovulación?

El momento de la ovulación puede cambiar en cada ciclo. Las hormonas reaccionan a nuestras condiciones de vida: el óvulo crece para ser potencialmente fertilizado y luego el cuerpo observa de cerca las circunstancias. El estrés, la enfermedad, los procesos psicológicos, los viajes, etc. pueden retrasar la ovulación y cambiar la duración del ciclo.

  • ¿Qué es la ovulación?

    La ovulación es el momento en que el óvulo maduro “salta” de los ovarios hacia la trompa de Falopio. El óvulo maduro llega a la matriz (útero) y ya puede ser fertilizado.

    Impulsados por la hormona FSH, varios óvulos crecen en los ovarios. Un folículo se encuentra alrededor de cada óvulo. La hormona estrógeno se produce en la pared de este folículo.

    Hay una competencia entre los folículos en maduración: uno de los folículos crece más rápido e informa: estoy listo. Ahora entra en juego la hormona LH (hormona luteinizante) y se produce la llamada ovulación: el folículo ganador estalla y libera el óvulo en la trompa de Falopio, donde se abre camino hacia el útero.

¿Cómo calcular la ovulación?

La ovulación no se puede calcular matemáticamente en función de la duración del ciclo. Este cálculo no tiene en cuenta las circunstancias individuales y las condiciones de vida. El día de la ovulación puede variar en cada ciclo, por eso es importante verificar el estado de fertilidad actual diariamente y no solo confiar en el calendario.

¿Cuándo soy fértil?

El óvulo dura mucho menos de lo que mucha gente piensa: solo puede ser fertilizado por un espermatozoide entre 12 y 24 horas después de que haya salido del folículo. La naturaleza ha ideado algo inteligente para extender el período: el esperma puede sobrevivir en el cuerpo femenino hasta cinco días, por lo que, en teoría, es suficiente tener relaciones sexuales vaginales cinco días antes de la ovulación para alcanzar la ventana de fertilización del óvulo.

¿Cuándo son exactamente los días fértiles?

Los días fértiles son los días en los que puedes quedarte embarazada. Dado que los espermatozoides pueden sobrevivir en el cuerpo femenino hasta cinco días, este período se llama fértil: los cuatro días antes de la ovulación, el día de la ovulación en sí y los tres días posteriores a la ovulación. 

trackle sabe todo esto: todos los días fértiles alrededor de la ovulación se muestran en la evaluación de tu aplicación trackle. Con trackle sabes exactamente cuándo son tus días fértiles. Compra trackle ahora y aprende fácilmente cuándo eres fértil.

Das kostenlose trackle-E-Book

¡E-Book gratis!

Aquí te podrás enterar de todo sobre el ciclo femenino, la ovulación, el moco cervical y cómo puedes observar y conocer tu cuerpo. Conviértete en una experta en ciclos con nuestro E-Book gratuito y aprende cuándo eres fértil y cuándo no.

Para descargar

Reconocer la ovulación: estos son los signos

Las diversas hormonas que juegan un papel importante en torno a la ovulación (por ejemplo, el estrógeno) también influyen en otras áreas de nuestro cuerpo. Por ejemplo, los cambios en el moco cervical o el sangrado pueden ocurrir entre menstruaciones. Aquí hay algunos signos que pueden ayudarte a identificar la ovulación:

  • Moco cervical

    Las hormonas estrógeno y progesterona provocan que el moco cervical cambie. Cuanto más te acercas a la ovulación, más vidrioso y elástico se vuelve el moco cervical. Cuando lo tienes entre tus dedos, se mueve en hilos, es más giratorio. En apariencia recuerda a la clara de huevo cruda.

  • Cuello uterino

    El cuello uterino, o cérvix, también se ve afectado por las hormonas en el ciclo menstrual de una mujer. Al comienzo de tu ciclo, el cuello uterino está bastante duro y sobresale hacia la vagina. A medida que se acerca la ovulación, el cuello uterino se ablanda, se abre e incluso se eleva un poco más. Puedes examinar el cuello uterino tú misma insertando dos dedos en la vagina y notando cómo se siente el cuello uterino.

  • Temperatura

    La hormona que se libera después de la ovulación, la progesterona, hace que la temperatura corporal central aumente, aproximadamente 0,2 °C. Sin embargo, no es suficiente medir la temperatura una sola vez, porque el nivel de temperatura por sí solo no nos indica qué tan alta es la progesterona. Por tanto, para determinar un aumento, se necesita un perfil de temperatura.

  • Dolor medio

    El dolor medio es una sensación punzante o tirante en la mitad inferior del abdomen. Algunas mujeres lo padecen alrededor de la ovulación. No obstante, el dolor medio no es señal de que se esté produciendo la ovulación en ese momento. El dolor medio solo ocurre en algunas mujeres cerca de la ovulación.

  • Sangrado intermenstrual

    A veces puedes reconocer la ovulación por el sangrado entre períodos. También llamado manchado, ocurre en algunas mujeres alrededor del momento de la ovulación. El sangrado intermenstrual es una decoloración ligeramente rojiza del moco cervical o incluso en parte como un sangrado real. Por tanto, el manchado es un signo de alta fertilidad.

  • Cambio de libido

    Muchas mujeres informan tener más relaciones sexuales en el momento de la ovulación. La razón de este cambio en la libido es probablemente el aumento de la concentración de estrógenos. Ahí es donde surge el instinto primario en nosotros: tiene sentido tener más sexo durante el período fértil, al menos si lo miras desde un lado evolutivo y reproductivo.

¿Cuáles son las diferencias entre la ovulación y los días fértiles?

El óvulo solo se puede fertilizar entre 12 y 24 horas después de haber salido del folículo. Para extender este período, la Madre Naturaleza ideó algo bastante inteligente: los espermatozoides pueden sobrevivir en el cuerpo de una mujer hasta durante cinco días. Si quieres quedarte embarazada, en teoría es suficiente con tener relaciones sexuales vaginales cinco días antes de la ovulación.

Así que no solo eres fértil el día de tu ovulación, sino también los cuatro días anteriores y los tres días posteriores. Sabemos que quedarse embarazada a menudo no es tan fácil, pero tal vez saber que no hay solo un día en el ciclo que seas fértil quita algo de la presión, sino que existe un día fértil completo alrededor de la ventana temporal de la ovulación..

También te puede interesar esto